Remoción de Mejillón Dorado

El Mejillón Dorado es una especie proveniente de Asia, fue detectado por primera vez en el Río de la Plata a principios de los ’90. Su transporte desde Asia puede haberse realizado en el estado larval por medio de las embarcaciones comerciales cuyos tanques de lastre, eran vaciados en los puertos de destino sin tratamiento biológico adecuado. Desde 1991 este molusco se ha expandido, llegando desde el Río de la Plata a lugares tan lejanos del punto de origen como Córdoba, Paraguay, Uruguay o Sao Paulo, en Brasil, generando grandes problemas en industrias y centrales hidroeléctricas, así como en plantas de agua para potabilización.

En esta especie la fertilización de la larva se produce libremente en el medio acuático, lo que les permite movilizarse y dirigirse a cualquier cañería que esté en contacto con el río, siendo muy difíciles de retener por filtración, dado su pequeño tamaño en esta etapa del desarrollo (etapa planctónica).

Su alta tasa de proliferación, corto ciclo de vida, temprana madurez sexual y comportamiento gregario, llevan a una rápida formación de colonias. En estas colonias las generaciones se suceden capa sobre capa a gran velocidad, generando macrofouling. Este tipo de fouling genera taponamiento y pérdida de eficiencia por caída de capacidad de transferencia en sistemas de enfriamiento que emplean las centrales hidroeléctricas para su refrigeración.

CONSECUENCIAS ECONÓMICAS:

  • Compromiso de las plantas hidroeléctricas, plantas de tratamiento de agua, alcantarillado y redes fluviales, etc.
  • Oclusión de tomas de agua.
  • Oclusión de filtros, reducción de sección y/u obstrucción de las tuberías.
  • Aumento frecuencia y duración de las paradas para limpieza y mantenimiento.
  • Rducción de la tasa de transferencia de calor y eficiencia en los intercambiadores de calor del sistema de refrigeración.
  • Reducción de la vida de los equipos debido al aumento de la manipulación durante el mantenimiento.
  • Aumento de corrosión microbiana de materiales metálicos.

En su etapa planctónica el mejillón dorado tiene un tamaño menor a 130 micrones, lo que hace que las barreras de filtración convencional sean inefectivas, permitiendo la migración hacia y dentro del sistema de los especímenes jóvenes.

La desinfección por radiación UV es un método proactivo, actúa eliminando los huevos, y especímenes jóvenes sin adición de químicos, lo cual permite una total remoción del espécimen en el agua al combinarlo con filtración (a fin de remover aquellos especímenes ya protegidos por el caparazón de la radiación UV y la acción de los químicos).

Los sistemas UV pueden implementarse a modo preventivo tanto en la toma de agua, a fin de evitar nuevas intrusiones, como en la recirculación de la misma, para evitar la proliferación de las posibles colonias.

Para más información por favor comuníquese con nuestro departamento de ingeniería.