Tratamiento de agua para cogeneración

TRATAMIENTO DE AGUA PARA CALDERAS DE ALTA PRESION

Los principales problemas a considerar para este tipo de aplicaciones son: la prevención de incrustación, la protección de corrosión y el control de paradas.

Problema Causa Solución
Incrustación, sílice, TOC Agua dura, evaporación Ablandador, Osmosis Inversa
Corrosión, sílice, TOC Oxígeno, TDS Osmosis inversa, bomba vacío, desgasificador
Paradas frecuentes TDS Osmosis inversa, Intercambio Iónico

Aunque esta descripción puede ser muy resumida, muchos de estos problemas pueden ser resueltos controlando la dureza, alcalinidad, concentración de sílice y sólidos totales en el agua de proceso. El método de solución más simple es la Osmosis Inversa. Esta tecnología puede reducir la frecuencia de paradas en un factor superior a 10.

GENERACION DE VAPOR DE ALTA PRESION

PRE-TRATAMIENTO

  • Sistema de dosificación química para inyección de cloro.
  • Suavizador de 24 horas de operación.
  • Sistema de inyección química para regulación de pH y sulfito de sodio.

      TRATAMIENTO

  • Sistema de ósmosis inversa.

      DISTRIBUCION Y ALMACENAMIENTO

  • Tanque de almacenamiento con filtro de venteo de 0,2 micrones absoluto. 
  • Control de nivel. 
  • Sistema de distribución y bombeo en acero inoxidable.

      POST-TRATAMIENTO

  • Lecho de intercambio iónico (Resina Catiónica).
  • Desgasificador.
  • Lecho de intercambio iónico (Resina Aniónica).
  • Lecho mixto pulidor.

      AUXILIARES

  • Indicador y controlador de pH.
  • Unidad CIP.
  • Medidor de conductividad portátil.
  • Kit de pH.
  • Kit de testeo de cloro.
  • Sistema de inyección de cloro.

AGUA POTABLE - CALDERAS - HUMIDIFICACION - ENJUAGUES EN GENERAL

      PRE-TRATAMIENTO

  • Sistema de dosificación química para inyección de cloro.
  • Suavizador de 24 horas de operación.
  • Sistema de inyección química para regulación de pH.

      TRATAMIENTO

  • Sistema de ósmosis inversa.

      DISTRIBUCION Y ALMACENAMIENTO

  • Tanque de almacenamiento con filtro de venteo de 0,2 micrones absoluto. 
  • Control de nivel.
  • Sistema de distribución y bombeo en acero inoxidable.
  • Tanque de acumulación.

      AUXILIARES

  • Indicador y controlador de pH.
  • Unidad CIP.
  • Medidor de conductividad portátil.
  • Kit de pH.
  • Kit de testeo de cloro.
  • Sistema de inyección de cloro.

AGUA PARA TURBINAS DE INYECCION

El agua tratada para esta aplicación es inyectada en la cámara de la turbina para reducir la temperatura de combustión.

De esta forma disminuye la emisión de NOx en la atmósfera y provoca un importante aumento en la eficiencia de la turbina.

Cuando el agua es inyectada dentro de la cámara de combustión, ésta es instantáneamente evaporada, dejando cualquier tipo de impureza presente en el agua, sobre la superficie interna de la cámara. Los diversos tipos de aguas contienen numerosas impurezas con carga eléctrica o iones (calcio, magnesio, sílice reactiva), los cuales causarán problemas si se permite que éstos se depositen en los álabes de las turbinas. Es por esta razón que el agua debe ser desmineralizada.

El primer paso del tratamiento es filtrar el agua ya clorada mediante un filtro de grava, arena y antracita seguido por un filtro de carbón activado para la remoción de cloro. Luego, el agua es ablandada mediante un sistema suavizador para ingresar a la unidad de ósmosis inversa. El proceso de ósmosis inversa, no permite el paso de bicarbonatos (alcalinidad) al igual que ningún otro ión, a través de la membrana; pero se produce una disminución en el valor de pH, dejándolo en el rango ácido, lo que le da al agua un carácter muy corrosivo.

Debido a ello se realiza la inyección de soda cáustica para elevar el pH en la alimentación y obtener un valor cercano a 6,6 en el agua desmineralizada. Finalmente el agua es "pulida" a través de un desmineralizador de lecho mixto en el cual se eliminan trazas de cualquier ión que haya podido difundir a través de la membrana. Luego del lecho mixto el agua debería contar con una resistividad de 18,0 Megohms.
El agua ya tratada, almacenada en atmósfera inerte es enviada hacia la turbina por una bomba centrífuga de simple etapa.

Un chequeo de conductividad es llevado a cabo para asegurar la pureza antes del ingreso a la turbina.
Como medida de seguridad a la salida del lecho de intercambio se instala un detector de sílice y sodio, los cuales alertan un mal funcionamiento del sistema de membranas o un agotamiento prematuro del lecho. Se eligen estos iones ya que son los primeros en fugarse del lecho agotado.